Proyecto De Ley  Nro:23/2018
Extracto:QUE INCORPORA EN EL SISTEMA EDUCATIVO PROVINCIAL LA TEMÁTICA SOBRE “LA MASACRE DE NAPALPÍ”, COMO TAMBIÉN OTROS PROCESOS HISTÓRICOS SIMILARES ACAECIDOS EN EL RESTO DEL PAÍS.---Estado:En Trámite -
Fecha de Presentacion
17/01/18 10:22
Oficina:Despacho  
  
Autores:Diputado Maria Elena Vargas,
ultima actualizacion
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DEL CHACO
Sanciona con fuerza de ley

Capítulo I

Inclusión en el sistema educativo de la temática “Masacre de Napalpí”

ARTÍCULO 1º: Incorporar a la currícula de todos los niveles y modalidades del sistema educativo provincial la temática sobre: la “Masacre de Napalpí”, sus antecedentes históricos, sus consecuencias sociales, políticas, culturales y jurídicas, como también otros procesos históricos similares acaecidos el resto del país.
ARTÍCULO 2º: Incorporar en los programas de estudio sobre historia la perspectiva indígena sobre la conquista.
ARTÍCULO 3º: Incorporar en los distintos programas de estudio los paradigmas indígenas acerca de la investigación.
ARTÍCULO 4º: Los temas deberán ser abordados tanto desde una perspectiva transversal como también por un espacio curricular específico.
ARTÍCULO 5º: En esta materia la transversalidad y la existencia de un espacio curricular específico deberán complementarse y considerarse alternativas que se implican. Ambas deberán coexistir en cada establecimiento, en todos los niveles y modalidades del sistema educativo.
ARTÍCULO 6º: En el área Educación Superior se deberá organizar espacios transversales de formación y espacios específicos, cualquiera sea la carrera, debido a que la temática representa un aspecto fundamental de la cultura chaqueña que todos necesitan conocer.
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

Capítulo II
Certamen de distintas expresiones artísticas

ARTÍCULO 7º: Realizar el certamen artístico “Masacre de Napalpí, memoria y reparación”, dirigido a las siguientes disciplinas: literatura, música, pintura, fotografía, esculturas y cine, previendo varias categorías de acuerdo a las edades y niveles de los concursantes.
ARTÍCULO 8º: Encomendar al Ministerio de Educación de la Provincia a realizar las adecuaciones pertinentes, a fin de promover la participación de todas las instituciones del sistema educativo en todos los niveles y modalidades.
ARTÍCULO 9º: El certamen comenzará en el mes de marzo y cerrará en el mes de octubre de cada año.
ARTÍCULO 10º: El acto de premiación se desarrollará en la ciudad de Machagai el día 12 de octubre de cada año.

Capítulo III
Monumento conmemorativo

ARTÍCULO 11º: Encomendar la creación/construcción de un Monumento en conmemoración al día 19 de julio de 1924.
ARTÍCULO 12º: El Instituto de Cultura realizará una convocatoria abierta dirigida a artistas de la Provincia del Chaco, con el fin de seleccionar al artista o grupo que lleve adelante la obra.


/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

ARTÍCULO 13: El Instituto de Cultura deberá establecer el mecanismo necesario para la organización de un comité de notables, quienes serán los encargados de selección y aprobación.
ARTÍCULO 14º: La obra será declarada Monumento Provincial a las Víctimas de la Masacre de Napalpí.

Capítulo IV
Creación de un museo y centro de exposiciones

ARTÍCULO 15º: Créase el “Museo Provincial de la Masacre de Napalpí”. El decreto reglamentario establecerá la estructura orgánico-funcional.
ARTÍCULO 16º: Centro de exposiciones. El “Museo Provincial de la Masacre de Napalpi” contará con un salón o centro de exposiciones para la exhibición del arte nativo.
ARTÍCULO 17°: Emplazamiento. El “Museo Provincial de la Masacre de Napalpi” funcionará en un inmueble a determinar en Colonia Aborigen Chaco.
ARTÍCULO 18º: Destino. El “Museo Provincial de la Masacre de Napalpi” y el centro de exposiciones tendrán, como destino permanente, la exposición y exhibición pública de las obras de arte, artesanías y objetos con valor histórico representativos de la primera mitad del Siglo XX en la Colonia Aborigen Chaco. Además tendrá, como destino transitorio, la exposición y exhibición pública de las obras de arte de artistas locales, nacionales o internacionales que resalten el desarrollo de la cultura.
ARTÍCULO 19º: Autoridad de Aplicación. El Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, o el organismo que reemplace o sustituya en el futuro, será la Autoridad de Aplicación de la presente Ley y, en tal carácter, tendrá a su cargo la
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

realización de todas las acciones tendientes a adecuar el edificio que se determine al destino asignado en el artículo precedente, con resguardo del valor histórico del lugar.
ARTÍCULO 20º: Adecuación del edificio. La adecuación del edificio dispuesta en el artículo anterior deberá observar el estricto cumplimiento de la normativa vigente respecto a las condiciones técnicas, museológicas, de seguridad y accesibilidad a espacios públicos que se requieran para el mejor funcionamiento del “Museo Superior de la Masacre de Napalpí”.

Capítulo V
Arqueología, antropología, geología y otros científicos forenses

ARTÍCULO 21°: Creación. Créase el equipo de arqueólogos, antropólogos, geólogos y otros científicos forenses para efectuar las búsquedas, localizaciones y excavaciones de las víctimas de la masacre inhumadas en tierra, en las llamadas fosas.
ARTÍCULO 22°: Estudios. El equipo constituido deberá realizar los estudios pertinentes de conformidad a cada disciplina, los protocolos en vigor y las herramientas idóneas, para determinar la identidad de los restos, con la finalidad de entregarlos a sus familiares, descendientes y la sociedad para dar sepultura de conformidad a sus rituales y creencias.
ARTÍCULO 23°: Registros. Realizar la registración pertinente con todo detalle de las tareas realizadas y la interpretación histórica y social de las mismas a efectos de determinar con precisión el lugar de los hallazgos.
ARTÍCULO 24°: Convenios. Celebrar los convenios interinstitucionales que fueren menester con organismos gubernamentales, Universidades y Centros de Investigación para llevar a cabo las tareas descriptas.
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

Capítulo VI
Circuito turístico
ARTÍCULO 25º: De conformidad a las leyes vigentes sobre la materia se declara parte del circuito turístico del Chaco a la zona llamada La Matanza de Napalpí, la Colonia Aborigen Chaco, el poblado llamado Napalpí, y parajes cercanos.
ARTÍCULO 26°: El Instituto de Turismo del Chaco deberá agregar a las guías, mapas, agendas viajeras o de turismo el recorrido que invite al excursionista a visitar La Matanza de Napalpí, la Colonia Aborigen Chaco, el poblado llamado Napalpí y sus zonas de influencia, tanto rurales como urbanas.
ARTÍCULO 27º: Obras de infraestructura necesarias. Se deberá realizar aquellas obras necesarias para que el turismo sea viable, como ser: Servicios básicos de agua, electricidad, teléfono, recolección de basura, sanitarios, entre otros. Caminos: la construcción, refacción o adecuación de caminos de acceso aptos para el turismo digno. Asimismo, la instalación de comercios, servicios de salud, educativos y de transporte, entre otros.
ARTÍCULO 28º: Autorízase al Ministerio de Hacienda y Finanzas Públicas a realizar las adecuaciones presupuestarias que demande el cumplimiento de la presente Ley.
ARTÍCULO 29º: De forma.




/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

FUNDAMENTOS

El presente Proyecto de Ley plantea una mejora global con relación a temas que involucran la vida cultural de la Provincia del Chaco en general y de los Pueblos Indígenas de la llamada Colonia Aborigen Chaco en particular. 
En el plano educativo, el Poder Ejecutivo Provincial reivindica la educación pública, la igualdad de oportunidades, la inclusión y la erradicación de la discriminación, porque la educación permite a todo ser humano contar con las herramientas necesarias para mantener la identidad cultural, la historia, el valor y sobre todo, las 3 etnias –Qom, Wichí y Moqoit- que habitan la provincia.
Así, se enfatiza en la responsabilidad del Estado y los docentes de las Escuelas Públicas con el objetivo de lograr la calidad educativa. El Poder Ejecutivo afirma que el compromiso educativo es responsabilidad tanto de los funcionarios del Estado, como de la sociedad y de modo especial de los docentes. Pero es el Estado el que debe defender los derechos y la oportunidad de estudiar. Además de valorar la lucha de las comunidades aborígenes para conseguir que su historia y sus derechos se conozcan.
Teniendo en cuenta la ley 6255 Provincial de Cultura, que tiene por objeto la promoción de los derechos culturales previstos en los artículos 78 y 84 de la Constitución Provincial 1957-1994, en Tratados Internacionales con rango constitucional, en leyes y otras normas que regulan la materia; asegurando la indispensable redistribución social de bienes y servicios culturales. En su artículo 1º define como un conocimiento y una creación colectiva que producen los sujetos sociales para comprender su realidad, intervenir y transformarla. Además subraya que es un derecho social inalienable y señala al Estado como su único garante. Pero además indica que conforma nuestros modos de vivir cotidiano, de percibir el mundo, de indagar y replantear las relaciones humanas, tanto
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

sociales como económicas y políticas en la búsqueda de la construcción colectiva de nuestra identidad y en el marco del pleno respeto de nuestras diversidades. Por otra parte apela al sentido amplio de cultura al considerarla como el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social. Por último enlaza con el mundo jurídico y coloca al mundo cultural adentro de los derechos fundamentales del ser humano.
De tal modo los chaqueños tienen derecho a “crear, producir y definir la obra cultural y colectiva, en libertad y sin censura; desarrollar la identidad cultural en el marco de la diversidad e interculturalidad, característica de la provincia, respetando el origen étnico y cultural del grupo al que pertenece; preservar la lengua, identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores y espiritualidad de los pueblos originarios, en el marco de la indispensable reparación histórica, en concordancia con el artículo 37 de la Constitución Provincial 1957 – 1994”.
Pero además en el artículo 3º presenta un listado, no taxativo, de disciplinas que se consideran parte de la política cultural de la Provincia del Chaco, así menciona entre otras: Antropología, Patrimonio Cultural y Natural, Historia, Arqueología, Museología, Bibliotecología y demás actividades de recolección, conservación y exhibición de bienes pertenecientes al patrimonio cultural, Música, Literatura, Arte digital, electrónico y electroacústico, Artes visuales, Artes audiovisuales, Costumbres y tradiciones populares, Artesanías, Investigación y experimentación, conservación y crítica, dentro del campo de las disciplinas culturales.
De ahí que, de acuerdo a la historia que envuelve tanto a la Provincia del Chaco como a la Colonia Aborigen Chaco, La Matanza o lugar de la Masacre y Napalpí, invisibilizadas y por eso desconocidas por un gran porcentaje de la población Argentina, merecen que se las coloque como centro de atención cultural. Para afirmar esto se tiene en
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

cuenta las crónicas sobre el padecimiento de estos Pueblos Indígenas con un tratamiento similar al que tuvieron otros en otras zonas del territorio nacional, muertes, exterminio, sometimiento, desintegración y esclavitud.
La ex reducción, hoy Colonia Aborigen Chaco, actuó sobre estas personas como verdadero campo de concentración, de disciplinamiento, adaptación y genocidio. Como ilustran Delrio, Lenton, Perez, Musante, Nagy y Papazian, de los espacios de agrupación es:
“[…] posible deducir la intencionalidad genocida en variables menos explícitas, como la de impedir su reproducción al interior de sus propias sociedades. Sin embargo, podemos advertir que la intervención de la agencia militar condujo por lo general a la separación de hombres, mujeres y niños como medida de prevención, de disuasión y de represión bélica y moral. Por eso, la primera medida tomada por el ejército sobre los cuerpos reducidos es su clasificación y separación. A veces, esas personas volvieron a reunirse en los destinos que se les fijaron; por lo general no se reencontraron nunca.[…]”.

Pero, como sostiene María Silvana Clerici, si a los Pueblos patagónicos se los extermina de modo literal es porque allí solo se necesita tierra libre para la cría de animales. En cambio a los Pueblos Indígenas Chaqueños se los reduce, manteniéndolos vivos pero como esclavos, ya que son indispensables para levantar el algodón.
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

Como una reducción, el gobierno funda Napalpí, de estructura y finalidad similar a los campos de concentración. En este momento, la mayor parte de las tierras ancestrales de los pueblos qom, wichí y mocoví se las arrebatan, para que colonos europeos las destinen a la producción de algodón. Ocurre que en los años 1920 a 1930 el Chaco se perfila como un gran productor de algodón. La superficie sembrada se calcula que es de más de 50 mil hectáreas. La mano de obra indígena para cosechar es indispensable y para eso deben controlarlos. Así la Colonia o reducción es un espacio de sometimiento donde a los indígenas se les exige trabajar en condiciones de semiesclavitud, aunque el objetivo declarado es civilizar a tobas, wichís y mocovíes para convertirlos en agricultores cristianos. Los maltratos son habituales, se les niega derecho a practicar sus costumbres milenarias, se les aplican altos impuestos, restricciones a la migración laboral, abusos policiales y carecen de todo derecho. Esa explotación tanto física, como moral y espiritual es una fuerza que ejerce presión, lo que estimula el clima de violencia.
Los miembros de estos pueblos trabajan de forma dura pero siempre están en deuda con los patrones. Prácticamente no conocen el dinero, debido a que el trueque es lo habitual. Cambian mano de obra por mercaderías. Pero las mercaderías de los patrones siempre son costosas. Las cuentas las llevan los encargados, capataces, o los mismos dueños. Además, a esa mezcla se añade que el día de pago, jornada “especial y larga”, se combina con bebidas alcohólicas, agasajos y bailes, que van de “regalo para alegrar a los trabajadores”. Después de eso poco recuerdan los braceros indígenas que no comprenden el saldo deudor de sus cuentas. Pero no solo están confinados, explotados y sometidos peor que esclavos, además ahora deben tributar un impuesto. En 1924 las autoridades de la reducción colocan una
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

vuelta más al torniquete al disponer que los pueblos indígenas entreguen el 15% de su producción, de la cosecha de algodón.
Además, a esta altura conocen el trabajo en la zafra, frente a las condiciones que viven en la reducción Chaqueña, piensan ir a trabajar a los ingenios de Salta y Jujuy. Allá, si bien las condiciones sociales no son mejores que en el Chaco, les pagan con dinero. Esta última decisión molesta mucho a los productores algodoneros, los necesitan para cosechar y las autoridades se hacen eco de sus quejas. El gobernador Fernando Centeno les prohíbe abandonar el Chaco, y, ante la postura indeclinable de los agitadores, inicia los preparativos para una brutal represión.
El argumento oficial es la supuesta “sublevación” indígena, algunos altercados y shamanes culpados de alentar a los rebeldes. Para Gastón Gordillo, al hablar sobre la masacre de Napalpí y en función del movimiento milenarista, dice que es el más célebre y trágico suceso, incluso que el de Rincón Bomba de Formosa.
En concreto, el gobernador del Territorio del Chaco, Fernando Centeno, ordena avanzar sobre Napalpi. Son policías y civiles que se encaminan a “controlar” a los indígenas rebeldes. Se forma una delegación que parte desde Resistencia el 16 de julio,
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

marchan al mando del comisario Sáenz Loza. A ellos se suman el comisario de Quitilipi, José B. Machado, y su equipo.
Así el 19 de Julio de 1924 se cumplen las órdenes de “aplastar la rebelión dando a los activistas rebeldes un castigo ejemplar”. La razón de la matanza y de la posterior represión la genera también la creación de una economía propia de subsistencia que logran los indígenas lo que también los lleva a abandonar la recolección de algodón. Esto último ya no los hace depender del propietario o patrón, además los gobernantes temen que el ejemplo se expanda a otros pueblos o zonas. El peligro es que se movilicen jefes políticos, líderes religiosos o shamanes contagiados. Como afirmaron Rosita Chará y Melitona Enriquez, sobrevivientes de la masacre, que ese día un avión sobrevuela la zona y ellos saludan. En el monte, a pocos metros esperan los miembros de la comisión, policías y civiles, con armas de fuego.
Afirma Vidal, Mario que “el ataque terminó en una matanza, en la más horrenda masacre. Los heridos fueron degollados, algunos colgados”. Ese 19 de julio durante la mañana, más de 100 policías y varios civiles rodean a los grupos en huelga y disparan con rifles. En unos minutos eliminan a hombres, mujeres, ancianos y niños.
Lo que prosigue supera la imaginación, fusilados, empalados vivos, otros quemados. A algunos caciques los castran, o les cortan las orejas, de ese modo los
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

comisionados presentan como trofeos a los testículos y los pabellones. A algunos cadáveres los entierran en fosas comunes, a otros los queman y a otros los desparraman por ahí. A este suceso se lo recuerda como “masacre de Napalpí” y al paraje “la Matanza”. Es una de las mayores masacres argentinas del siglo pasado. Al menos 700 víctimas, entre los que se cuentan mujeres, ancianos y niños, que caen por las balas o degollados con machetes y hachas.
Pero la matanza sigue, porque un mes después del crimen Enrique Linch Arribálzaga, director de la reducción indígena, denuncia ante el Congreso nacional
“[…] la matanza de indígenas continúa en Napalpí y sus alrededores. Parece que los criminales se hubieran propuesto eliminar a todos los que se hallaron presentes en la carnicería del 19 de julio, para que no puedan servir de testigos […]”.

El periódico Heraldo del Norte ilustra que esa escena se produce
“[…] sin que los inocentes indígenas realizaran un solo disparo, los atacantes hicieron repetidas descargas de disparos en medio del pánico de los indios, más mujeres y niños que hombres. Se produjo la más cobarde y feroz carnicería, degollando a los heridos sin respetar sexo ni edad”.
En relación con las implicaciones que estos sucesos tienen sobre distintas disciplinas como psiquiatría, antropología, geología, historia, literatura, lingüística, medicina, mitología, derecho, entre otras. Todo eso se refleja en la bibliografía citada y otras que se omiten por la brevedad que se requiere en este tipo de proyectos.
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

La reparación
En relación con las implicaciones de las llamadas reparaciones históricas los pueblos requieren que se avance con programas para concientizar a toda la población, e incluso trascendiendo fronteras, para profundizar en el conocimiento de nuestras raíces y diseñar sociedades que reivindiquen los derechos humanos de manera real y efectiva, no solo en el discurso. Es decir que consideren a todos los seres humanos como portadores del valor humanidad, como fines en sí mismos que merecen estar incluidos y su pasado respetarse, valorarse y conocerse.
Asimismo, el poder ejecutivo plantea seguir avanzando con el trabajo intercultural que lleva a cabo con los distintos pueblos, como política de continuidad que busca reparar a las comunidades indígenas que pueblan el territorio chaqueño. En ese marco destaca el compromiso y el acompañamiento que tiene de parte del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología. De esa forma señala el valor que tiene para la comunidad indígena, porque la educación es la principal herramienta para incorporan al sistema educativo temáticas que representen verdaderos cambios de enfoques. Porque a pesar del paso del tiempo y algunos avances localizados, a nivel macro ciertos temas, como el de los Pueblos Indígenas, no tienen cambios.

Los cambios que se proponen
Este proyecto tiene entre sus objetivos principales el logro de una mejora significativa de las condiciones sociales, culturales, históricas e incluso de competitividad de la economía local. De igual manera contempla la generación de un sistema normativo que promueva el desarrollo educativo, la difusión cultural, la ampliación del circuito turístico Chaqueño al incorporar tres parajes cercanos – como la zona de la Masacre de Napalpí, la colonia Napalpí y la Colonia Aborigen Chaco, linderos a la Ruta Nacional
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

N°16-. Asimismo prevé el desarrollo económico sostenido de una zona sumida en la oscuridad para el resto del país y la posibilidad de generar empleo al movilizarse la variable turística que también moviliza la venta de productos autóctonos hoy demandados, pero en manos de terceros intermediarios las operaciones comerciales.
 Para alcanzar ese objetivo resulta imprescindible contar con normas educativas, culturales, turísticas y de infraestructura que amplíen el horizonte y los enfoques históricos en cuanto al sistema educativo, que tornen más justa la sociedad al incorporar nociones de equidad, identidad y alteridad, y que al mismo tiempo se conviertan en un estímulo para poblaciones postergadas en todos los sentidos.
De esta manera, la ampliación del itinerario turístico incorporando esta zona del centro Chaqueño con infraestructura adecuada, repicará en proyectos de inversión paralelos, así como la introducción de obras de particulares que vean el potencial histórico, antropológico, geológico y sociológico.

Sobre el sistema educativo provincial
En cuanto a las medidas para el sistema educativo consisten, en queen todos los niveles y modalidades, se incorpore al currículum la temática que versa sobre: la “Masacre de Napalpí”, sus antecedentes históricos, sus consecuencias sociales, políticas, culturales y jurídicas; además el acercamiento a otros procesos históricos similares acaecidos el resto del país; incorporar la perspectiva indígena sobre la conquista; los paradigmas indígenas acerca de temas de investigación, entre otros. No obstante se aclara que este proceso es expansivo y progresivo, por lo tanto puede ampliarse, reformarse o reformularse para alcanzar nuevas metas. En consecuencia los programas correspondientes podrían sufrir modificaciones con el correr del tiempo.

/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

De tal modo la temática debe ser abordada tanto desde una perspectiva transversal como también por un espacio curricular específico. Porque la transversalidad y la existencia de un espacio curricular específico no constituyen alternativas excluyentes. Ambas pueden coexistir en cada establecimiento, en todos los niveles y modalidades del sistema educativo. Es recomendable organizar espacios transversales de formación desde la educación inicial y primaria, para luego considerar en los demás niveles espacios específicos, que puedan formar parte de asignaturas ya existentes en el currículo, o de nuevos espacios a incorporar. Además en la Educación Superior se deben organizar espacios transversales de formación y espacios específicos sin importar la índole de la carrera, por constituir la temática un aspecto fundamental de la cultura chaqueña que todos deben conocer.

La difusión a través de expresiones artísticas
Por otra parte, considerando que las expresiones artísticas son importantes para el desarrollo cultural y popular; que las prácticas culturales son herramientas para interpretar y discutir el contexto donde vivimos, generando la necesidad de repensar a los sujetos que se desarrollan en el campo cultural y social. Con la finalidad de difundir a nivel local, provincial, regional, nacional e internacional esta parte de nuestra historia, se propone la realización de un concurso que abarque distintas disciplinas artísticas, como literatura, música, pintura, fotografía y esculturas, previendo varias categorías de acuerdo a las edades y niveles del sistema educativo de los participantes, cuya temática se centre en la “Masacre de Napalpí”. Aclarando que los programas para la difusión y reglas del concurso se van a difundir con el pertinente aval del Ministerio de Educación de la Provincia pero partiendo desde la ciudad de Machagai como centro neurálgico donde se llevará a cabo, desde la apertura hasta su cierre. En cuanto al boceto o diseño de la obra se realizará un concurso
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

previo con fechas y modalidades a definir en ANEXO en el que intervendrán artistas sin límites de edades ni nacionalidades.
Dicho concurso también se desdoblará con una parte del certamen a llevarse a cabo durante la “Bienal Internacional de Esculturas”, ya que es un evento que atrae turistas de todas las naciones; el eslogan con el que se presente el certamen debe estar centrado en la temática “Masacre de Napalpí”, y que en la elección del mismo tengan participación todas las instituciones del sistema educativo de todos los niveles y modalidades.
 
La construcción del monumento conmemorativo
Con el objetivo de recordar al trágico suceso del 19 de julio de 1924 se plantea la erección de un monumento conmemorativo a los indígenas de las distintas etnias que fueron asesinados en esa oportunidad en la entonces llamada reducción y que hoy se denomina “La Matanza” o “Napalpí” –en idioma qom-.
Una decisión que compete a la Provincia, quien en definitiva deberá derivar a las áreas correspondientes para que, a través de algún destacado artista chaqueño, se concrete la obra en las inmediaciones del espacio físico que se reconoce como lugar de la masacre. Declarándolo propiedad del Estado a fin de asegurar su identificación, protección, conservación, preservación y transmisión a las generaciones futuras.
Esta es una forma de rescatar del olvido estos trágicos hechos, contribuir con la preservación, la educación, reivindicación de valores, creencias y costumbres presente y futura, de los pueblos que comienzan un camino de restauración y dignidad. Se trata asimismo de la recuperación de espacios de los que los chaqueños debemos sentirnos orgullosos, y por otro, rendir tributo a aquellas víctimas. Tanto por el enorme valor histórico y arqueológico que tiene el lugar como por la misión artística, educativa y formativa para la posteridad.
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

Así una obra como la que se propone cumplirá un significativo papel cultural, por lo tanto resulta aconsejable asumir el compromiso de asignar recursos suficientes orientados a su diseño previo, levantamiento y posterior mantenimiento.

La instalación de un museo y centro de exposiciones
En otro orden se considera imperioso instalar organismos e instituciones en esta zona, como la Colonia Aborigen Chaco, consistentes en museo y exposiciones de productos autóctonos. Apostar a la instalación en la región centro chaqueña, multiplicará las posibilidades para un enriquecimiento de la vida cultural local, regional y nacional. Experiencias similares se han llevado a cabo con éxito en distintas localidades del país. Estos hechos ayudan a fortalecer la identidad cultural propia y devuelven dignidad a poblaciones que la perdieron. Es así como con productos generados en el mismo ámbito territorial y cultural permiten alcanzan un nivel de identidad que afuera no se obtiene.
En este sentido, este proyecto apunta a la creación del Museo y centro de exposiciones que tendrá sede en la zona de la Masacre de Napalpí. La zona de la Matanza, por si sola, en realidad encierra un yacimiento arqueológico, producto de las fosas que contienen los restos de los caídos. Pero además un itinerario cultural de más de diez mil (20.000) años, ya que tal es la antigüedad de los pueblos indígenas de esta zona. Por lo tanto su trama natural y cultural encierra tesoros invaluables.
Es sorprendente el material y los restos que puede encontrarse recorriendo las diversas zonas de la Colonia. Sería un grave error dejar que toda esa riqueza se pierda y se deteriore con el paso del tiempo. Es por ello que el objetivo primario del museo y centro de exposiciones será la preservación, conservación y proteger todas aquellas piezas que conforman el patrimonio arqueológico y cultural de la zona. Con esta propuesta se busca
/
“2018 Año de la Concientización sobre la Violencia de Género #Ni Una Menos” – Ley 2750-A

consagrar la promoción de la producción artística local, coherente con la política provincial a nivel educativo, como ya se expuso.

La arqueología, antropología y otras disciplinas forenses
En cuanto a la determinación de los lugares exactos donde yacen los caídos, para avanzar con la búsqueda de las víctimas de la masacre, se propone determinar mediante la arqueología forense que podría desarrollarse en diversas etapas. 1) Investigación preparatoria; 2) la operación arqueológica forense concreta; c) la determinación de la identidad de los restos mortales a fin de proceder a entregar a las familias, descendientes y la sociedad para dar sepultura de conformidad a sus rituales y creencias; y d) la interpretación histórica y social de las tareas desarrolladas.

El circuito turístico
Consciente sobre el atractivo auténtico que representa la zona, al no haber sido inventado, ni obra de la ficción, sino que es algo real, ligado al paisaje y la historia del Chaco, el proyecto que se remite también propone modificaciones respecto al itinerario turístico que deberá ampliarse y contemplar la zona llamada La Matanza de Napalpí, la Colonia Aborigen Chaco y el poblado llamado Napalpí, que son tres zonas cercanas pero distintas.
También se propone, para que el turismo sea algo viable, impulsar obras de infraestructura necesarias como: servicios básicos de agua, electricidad, teléfono, recolección de basura, sanitarios, entre otros. Inclusive la construcción de caminos de acceso adecuados; comercios, salud, educación y comunicaciones, entre otros.
Por lo expuesto, solicito la aprobación del presente Proyecto de Ley
Versiones
 
Todos los Pases del Tramite
Antecedentes
Tipos de antecedentes

 Desarrollado por ECOM CHACO S.A.