Proyecto De Ley  Nro:2657/2018
Extracto:DECLÁRA PATRIMONIO HISTÓRICO Y CULTURAL DE LA PROVINCIA DEL CHACO A LA PARROQUIA DE LA “INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA”, DE BARRANQUERAS.-Estado:Archivado -Ley 2844E
Fecha de Presentacion
13/06/18 16:04
Oficina:Archivo Legislativo   En Archivo
  
Autores:Diputado Maria Lilian Fonseca,
ultima actualizacion








LA CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE CHACO

SANSIONA CON FUERZA DE LEY:


Artículo 1º).- Declárese Patrimonio Histórico y Cultural de la Provincia del Chaco a la Parroquia de la “Inmaculada Concepción de María”, cuyo templo está ubicado en Avenida San Martín 995 de la ciudad de Barranqueras, Departamento San Fernando, Chaco; en el marco de la Ley 1400-E (antes Ley 5556) de Patrimonio Histórico, Cultural y Natural, de la Provincia del Chaco y sus modificatorias.

Artículo 2°).- El Poder Ejecutivo, a través de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico Cultural y Natural, en coordinación con el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, dará cumplimiento a los principios y objetivos, métodos e instrumentos de actuación pertinentes para proteger y conservar el bien declarado en el artículo precedente, con la participación y el compromiso de su comunidad.

Artículo 3°).- De forma.-

FUNDAMENTOS:
A principios del 1900, mientras la población barranquerense crecía alrededor del puerto “Juárez Celman”, ya los frailes franciscanos -provenientes de la Iglesia Catedral de Resistencia y del Convento Nuestra Señora de la Merced de Corrientes- atendían las necesidades religiosas de esa zona costera. Fue el escritor Fray Lorenzo de Murria quien en 1913, al ver el crecimiento demográfico y que se hacía necesario contener la espiritualidad de una población de comerciantes, hacheros y cosecheros provenientes tanto de la vecina Corrientes como de Paraguay, solicita se conceda permiso para construir una capilla en la zona portuaria. En el ‘17, el párroco de la Iglesia Catedral de Resistencia, se reúne con los vecinos portuarios -fieles que ya aspiraban a su templo parroquial-, con la intención de constituir una comisión “pro-capilla”, dando inicio así a la comunidad eclesial de Barranqueras. Años más tarde, el mismo Arzobispo de Santa Fe, celebrando una misa en 1934 confirma que “la nueva Capilla” sería el final de una “Gran Misión”, bendiciendo la imagen de María Inmaculada, que fuera donada por una vecina barranquerense, la Sra. Concepción Rossi de Fazio.
Llega así abril de 1937, y con ello, el Decreto del Monseñor Nicolás De Carlo, quien, coherente con sus fieles, separa Barranqueras del seno parroquial de Resistencia y le da estatus de Parroquia a esa amplia zona donde se venían desarrollando importantes actividades evangelizadoras, designando como su primer administrador a Fray Gabriel Possent. Entendamos que en términos eclesiásticos, “parroquia” es una comunidad de fieles constituida de modo estable en una Iglesia en particular, cuya cura pastoral -bajo la autoridad del obispo diocesano-, se encomienda a un párroco, como su pastor propio. Es el lugar donde todos los fieles pueden reunirse para la celebración dominical de la Eucaristía. La parroquia inicia al pueblo cristiano en la expresión ordinaria de la vida litúrgica, le congrega en esta celebración; le enseña la doctrina salvífica de Cristo.
En ese entendimiento, tal es la importancia que tomó la ciudad de Barranqueras como parroquia, que ese mismo año 1937 llega a esta Ciudad, a bordo del buque “General Artigas”, el Padre Luís Orione (canonizado en 2004), quien venía con el objetivo primordial de hacerse cargo de alguna comunidad religiosa en el Chaco. Es entonces, y una vez finalizada la construcción de la Capilla Inmaculada Concepción, que Monseñor De Carlo le ofrece la comunidad religiosa de la ciudad portuaria al Padre Luis Orione, siendo el 1ro de abril del ’43 que la Obra Don Orione asume la guía espiritual y evangelizadora de la Parroquia de la Inmaculada Concepción de María, constituyendo como su primera labor la guía del Hogar del Niño Don Orione, donde darían alojamiento a niños huérfanos y de escasos recursos, siendo una de las obras más importantes de la congregación y de la Diócesis en aquellos tiempos, llegando a refugiar a niños que provenían desde San Juan, víctimas del terremoto de 1944. En este punto, es dable aclarar que la llegada de San Luis Orione y de su Obra, marcó un antes y un después en la parroquia que se había delimitado en la ciudad de Barranqueras, generando un vínculo tal que luego daría como frutos no sólo el Hogar del Niño Don Orione, sino también la fundación del Don Orione Athletic Club en el ’46 y en 1957 el Colegio Don Orione, hoy UEP N°25 “Don Orione”.
Con la llegada de los sacerdotes orionitas, la parroquia local comenzó a tener un sinnúmero de capillas: Stella Maris, San Blás, Sagrado Corazón, Nuestra Señora de Itatí, Inmaculado Corazón de María, San Roque, María Auxiliadora, Don Orione. En la década del ’40, florecía la Acción Católica con las mujeres, hombres y jóvenes, formando un Ateneo, las Hijas de María, el batallón de Scouts y el Club Don Orione. En los ’50, la actividad de devoción Mariana del Reverendo Padre Luís Smiriglio fue intensa, influyendo en las vocaciones religiosas, la catequesis y la juventud. Llegado los ’60, la Inmaculada Concepción de María empezó a dar vida nuevas parroquias dentro de su seno. Allí nacieron la Parroquia Nuestra Señora de la Merced, la Parroquia San José de Villa Florida y la Parroquia Nuestra Señora de Itatí de Puerto Vilelas. En esta misma década, por gestiones del Padre Roque Tonoli, llegan a la parroquia de la Ciudad Portuaria las Hermanas Misioneras de la Caridad (integrantes también de la Obra Don Orione), quienes comenzaron a colaborar con la obra evangelizadora de la Inmaculada Concepción, fundando la Academia “Nuestra Señora de Lourdes” en una casa en la que hoy funciona el Jardín de Infantes “Padre Roque Tonoli”. Así también, se dio la actual forma al templo parroquial.
Muchos fueron los religiosos que pasaron por esta parroquia y a muchos le ha surgido la vocación a partir de congregarse y comprometerse con esta comunidad, dando como fruto religiosos para otras parroquias, un diácono permanente y varios laicos consagrados. Sin la entrega generosa de estos, esta parroquia hoy no sería un lugar privilegiado de oración y servicio amoroso a la Iglesia, reconocida en 2005 como Santuario Diocesano por el Monseñor Carmelo Juan Giaquinta.
Fundado en todo lo dicho, sin negar que ha sido sólo una somera síntesis, pido el acompañamiento de mis pares a los fines de la sanción de esta tan especial iniciativa.
Versiones
 
Todos los Pases del Tramite
Pases a Comision
Antecedentes
Tipos de antecedentes
Sesiones Donde fue el Tramite

 Desarrollado por ECOM CHACO S.A.