Proyecto De Ley  Nro:107/2020
Extracto:ESTABLECE QUE LAS OBRAS SOCIALES ENMARCADAS EN LAS LEYES 23.660 Y 23.661, EL INSTITUTO DE SEGURIDAD SOCIAL, SEGUROS Y PRÉSTAMOS (INSSSEP), LAS ENTIDADES DE MEDICINA PREPAGA INCLUIDAS EN LA LEY Nº 26.682 ASÍ COMO TODOS LOS AGENTES QUE BRINDEN SERVICIOS MÉDICO-ASISTENCIALES INDEPENDIENTEMENTE DE LA FIGURA JURÍDICA QUE POSEAN, DEBERÁN INCORPORAR COMO PRESTACIONES OBLIGATORIAS COBERTURA DE PROTECTORES SOLARES Y TRATAMIENTO PARA RADIACION ULTRAVIOLETAEstado:En Trámite -
Fecha de Presentacion
06/02/20 11:02
Oficina:Despacho  
  
Autores:Diputado Livio Edgardo Gutierrez,
ultima actualizacion
LA CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DEL CHACO
SANCIONA CON FUERZA DE LEY

Artículo 1º).- Las Obras Sociales enmarcadas en las Leyes 23.660 y 23.661, el Instituto de Seguridad Social, Seguros y Préstamos (InSSSeP), las Entidades de Medicina Prepaga incluidas en la Ley Nº 26.682 así como todos los agentes que brinden servicios médico-asistenciales independientemente de la figura jurídica que posean, deberán incorporar como prestaciones obligatorias:
a. La cobertura de protectores solares con FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR TREINTA (FPS 30) o superior -en particular- y en general toda la cobertura farmacológica necesaria para la prevención de enfermedades dermatológicas asociadas a la exposición a la radiación ultravioleta.
b. La cobertura para los tratamientos médicos y farmacológicos de las personas afectadas por exposición a radiación ultravioleta.
Artículo 2º).- Será beneficiario de esta prestación cualquier paciente que cuente con la correspondiente prescripción médica, y que reúna alguna de estas características: niños de 6 meses a seis (6) años o pacientes con enfermedades foto sensibilizantes o pacientes que consuman medicación que produzca foto sensibilidad.
Artículo 3º).- Regístrese y comuníquese al Poder Ejecutivo




FUNDAMENTOS


La comunidad médica internacional coincide respecto a las consecuencias que en el tiempo ocasiona una prolongada o indebida exposición al sol.
La reducción de la capa de ozono hace que los niveles de la radiación UV sean superiores a los de 50 años atrás, generando mayores riesgos frente a la exposición solar.
Sin embargo, la mayoría de las personas desconoce estos efectos. Excesivo sonrojamiento, deshidratación, envejecimiento y manchas en la piel son algunos de ellos. Pero una de las principales consecuencias de una excesiva exposición a los rayos solares lo constituye el cáncer de piel, siendo el tipo de cáncer más común en el ser humano.
Tengamos en cuenta que los efectos de las radiaciones UV en la piel son acumulativos, progresivos e irreversibles.
Según estudios realizados en Estados Unidos durante las décadas de 1990 y 2000 se concluye que podemos atribuir a la exposición a la luz solar casi el 90% de los casos de no melanomas y el 65% de los melanomas cancerosos en la piel.
Si bien no existen datos concretos para el caso de Argentina, podemos asumir que la tendencia no debe ser demasiado alejada de la registrada a nivel internacional, que nos habla de un incremento de los casos del 2 al 3% anual.
Un estudio del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional de Colombia establece que: “La luz solar produce daño cutáneo porque las radiaciones ultravioletas (RUV) son absorbidas por el ADN, el ARN, las proteínas, los lípidos de membranas y los organelos celulares presentes en la epidermis y la dermis, incluyendo el sistema vascular. Los efectos de la RUV son acumulativos y dosis dependientes y están en relación a la duración, frecuencia e intensidad de la radiación. Como efecto inmediato conducen a la liberación de histamina, prostaglandinas y citoquinas que producen inflamación, y como efecto tardío son responsables del cáncer de piel.
Planteados los problemas que acarrea una prolongada o indebida exposición al sol, estableceremos las diferencias entre un producto cosmético y un medicamento, para justificar la cobertura médica que se propone.
En este sentido, la comunidad médica coincide en forma unánime acerca de la necesidad de utilizar a diario protectores solares, al tiempo que limitar la exposición al sol en determinados períodos del día, como la manera más efectiva de contrarrestar el avance de las enfermedades de la piel.
En cuanto a los niveles de factor de protección, tenemos que hasta 16 FPS resulta más acercado a un uso cosmético. De esa graduación hasta 30 FPS resulta adecuada para reducir el riesgo de cáncer de piel y el envejecimiento prematuro de la misma. Finalmente, los de FPS 50 o superior actúan como bloqueadores de los rayos solares por lo que su uso se recomienda a personas que requieren protección máxima, como pacientes con antecedentes de cáncer de piel o enfermedades fotosensibles.
En la presente iniciativa se plantea como beneficiarios a los niños de entre seis meses y seis años ya que transitan una etapa, durante la cual se marcará el nivel dermatológico que van a tener a lo largo de toda su vida. Asimismo, existen numerosa cantidad de personas que padecen enfermedades crónicas que afectan a la piel, y el uso del protector solar se torna fundamental para el tratamiento y control de la enfermedad. Por lo tanto, para este sector de la población, es vital que la protección contra los efectos del sol sea durante todo el año, no solamente en verano. Las enfermedades crónicas de la piel más frecuentes que necesitan un cuidado especial del sol son: cáncer de piel, lupus, rosácea, psoriariasis, vitíligo, así como las personas con albinismo, entre otras.
Este proyecto tiene por objeto entonces incorporar a la cobertura de las obras sociales y prepagas este medicamento, para generalizar su uso y consecuentemente prevenir y reducir las enfermedades que se derivan de la exposición solar.
Por todo lo expuesto es que solicito a mis pares la aprobación del presente proyecto.


Versiones
 
Todos los Pases del Tramite

 Desarrollado por ECOM CHACO S.A.