Proyecto De Ley  Nro:1652/2020
Extracto:QUE MODIFÍCA LOS ARTÍCULOS 20 Y 21 DE LA LEY 350-R -DE BOSQUES-Estado:Ingresando - Sin Revision -
Fecha de Presentacion
15/10/20 12:57
Oficina:Mesa de Entradas  
  
Autores:Diputado Nadia Soledad Garcia Amud,
ultima actualizacion
LA CÁMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE CHACO
SANCIONA CON FUERZA DE LEY


ARTÍCULO 1°: Modifícanse los artículos 20 y 21 de la ley 350-R -de Bosques-, los que quedarán redactados de la siguiente manera:
“ARTÍCULO 20: Los propietarios y adjudicatarios de tierras con bosques no podrán realizar aprovechamiento ni desmonte de los mismos sin la debida autorización, que será otorgada previa presentación y aprobación del plan de trabajo respectivo.
Las habilitaciones para realizar aprovechamiento y/o desmonte de tierras con bosques, requerirán obligatoriamente y para cada caso, lo siguiente:
a) Para la superficie a desmontar:
1) Resguardar superficies de bosque nativo mediante reservas y/o clausuras.
2) Reforestar con especies nativas el porcentaje establecido para cada año, para cada plan de trabajo, de la superficie autorizada a desmontar según el siguiente detalle:
– 1° año: quince por ciento (15%).
– 2° año: veinticinco por ciento (25%).
– 3° año: treinta y cinco por ciento (35%).
b) Para la superficie objeto de aprovechamiento forestal:
1) Ejecutar manejo de monte nativo, aplicando técnicas de sustentabilidad, en superficies autorizadas para la realización de todo aprovechamiento forestal, en los porcentajes que se establecen para cada año a continuación, en cada caso:
– 1° año: cuarenta y cinco por ciento (45%).
– 2° año: ochenta por ciento (80%).
– 3° año: cien por ciento (100%).
No se podrá autorizar un nuevo plan de aprovechamiento forestal y/o desmonte a los productores o propietarios que no hayan cumplido con uno anterior o que no estén cumpliendo regularmente con uno ya autorizado; lo mismo se aplicará sobre inmuebles rurales transferidos y que tengan planes pendientes de ejecución.
Cuando el predio sobre el cual se va a realizar el desmonte esté compuesto del ciento por ciento (100%) de masa boscosa productiva, según evaluación del inventario forestal, se podrá autorizar la reforestación en otro predio. En aquellos casos en que el desmonte coincida con límites perimetrales libres (caminos, sendas y otros), se deberá concretar reforestación, barrera o cortina forestal sobre los mismos, según corresponda.”

“ARTÍCULO 21: La determinación cualitativa del bosque para la definición de las áreas preservadas en reserva y/o clausura, estará a cargo del responsable técnico, quien la presentará en el plan de trabajo de aprovechamiento o desmonte.
Entiéndase que las áreas de reservas y/o clausura de bosques nativos estarán referidas a la superficie catastral de cada predio, según las siguientes precisiones:
a) En predios de hasta cien hectáreas (100has.) deberá reservarse y/o clausurarse no menos del veinte por ciento (20%) de la superficie catastral del predio.
b) En predios de ciento una (101 has.) hasta doscientas hectáreas (200 has.) deberá reservarse y/o clausurarse no menos del treinta por ciento (30%) de la superficie catastral del predio.
c) En predios de más de doscientas hectáreas (200 has.) y hasta un mil hectáreas (1000 has) deberá reservarse no menos de un cuarenta y cinco por ciento (45%) o clausurarse no menos de un treinta y cinco por ciento (35%) de la superficie catastral del predio.
d) En predios de más de un mil hectáreas (1000 has.) deberá reservarse no menos de un cincuenta y cinco por ciento (55%) o clausurarse no menos de un treinta y cinco por ciento (35%) de la superficie catastral del predio.
e) Autorízase al Ministerio de la Producción o el organismo que lo (la) hubiere sustituido en las atribuciones y funciones previstas en esta norma, a incrementar estos porcentajes en los Departamentos de la Provincia, por razones técnicas fundadas, ambientales, ecológicas o de sustentabilidad de los bosques chaqueños.
f) Las barreras forestales, reservas y clausuras de bosques nativos son permanentes, por lo que en ningún caso las mismas, sea cual sea la distribución espacial a la que respondan, podrán ser objeto de eliminación.
Las pérdidas o daños, parciales o totales, que les acontecieran en forma accidental o intencional, impondrán indefectiblemente su restauración por medio de reforestaciones tendientes a cumplir con los porcentajes establecidos en los incisos a), b), c), y d) precedentes, caso contrario se considerará infracción al régimen forestal.
Presentado el plan de trabajo, con todos los requisitos exigidos, deberá ser autorizado o denegado con razón fundada dentro de los treinta (30) días de elevada la solicitud.
Defínese como reserva de bosque nativo al área de bosques remanentes que podrá ser sujeto a aprovechamiento comercial, previa aprobación de un plan de trabajo.
Defínese como clausura de bosque nativo al área de bosques remanentes cuya valoración silvícola recomiende su preservación con fines de conservar la biodiversidad.
Establécese la obligatoriedad para todo plan de desmonte de contemplar el mantenimiento o la realización de barreras forestales para mitigar la erosión hídrica y/o eólica, así como la conservación de la biodiversidad.
Las superficies de las barreras forestales, estarán comprendidas dentro de los bosques de reserva y/o clausura. La estructura, composición y disposición de las barreras forestales serán establecidas por reglamentación del Poder Ejecutivo.”.

ARTÍCULO 2°: Regístrese y Comuníquese al Poder Ejecutivo.-




FUNDAMENTOS
El presente proyecto tiene por objeto introducir modificaciones al régimen forestal de la Provincia, consagrado en la Ley 350-R, en particular, incrementando los porcentajes estipulados en los artículos 20 y 21 de la norma mencionada.
En lo atinente al artículo 20, la disposición regula los recaudos que deben observar los propietarios o adjudicatarios de tierras con bosques para poder acceder a la autorización o habilitación pertinente que otorga la autoridad de aplicación, para realizar actividades que impliquen aprovechamiento y/o desmontes de dichas tierras.
En este aspecto, la modificación pretendida se dirige a elevar los porcentuales tanto para la actividad de “desmonte” como para el “aprovechamiento forestal”, en forma gradual y proporcional, que se traduce en la obligatoriedad de: mayor “Reforestación” y mayor “Aplicación de técnicas de sustentabilidad” en las superficies autorizadas, consignados en los incisos a) y b) respectivamente, para la aprobación del plan de trabajo a desarrollar.
En relación al artículo 21, la cláusula alude a la preservación mínima de bosques nativos que deben contener los planes de trabajo de aprovechamiento o desmonte referenciados para su habilitación. En ese marco, se consigna como requisito las denominadas “áreas de reservas y/o clausura” que se deben poner a resguardo en función de la superficie catastral de cada predio a explotar.
Que, con similar criterio al esbozado en el apartado precedente, se propicia aumentar los porcentajes mínimos destinados a reserva y/o clausura de los predios a desarrollar. Así las cosas, se promueven reformas a los incisos a), b), c) y d) del artículo referido.
Si bien es cierto que el inciso e) del mismo artículo 21, le otorga la potestad al Ministerio de Producción a incrementar estos porcentajes por razones fundadas; no es menos cierto, que la modificación devendría conveniente y oportuna al generar esa elevación protectoria pretendida del “piso mínimo legal” establecido, con carácter orden público y general, que le otorgaría homogeneidad al texto vigente.

Cabe destacar que, este proyecto anhela profundizar y actualizar la intención o espíritu del legislador en materia de Bosques, oportunamente declarados como de “interés público”, cuya brújula orientadora fue y es, precisamente, la defensa, regeneración, mejoramiento y ampliación de los bosques útiles, así como la promoción del desarrollo e integración adecuada de la industria forestal y la lucha contra las leñosas invasoras (cf. art. 1° de ley 350-R).

Se advierte que los aportes legislativos o enmiendas normativas de esta naturaleza, característica y dirección, son causa motivacional, elocuente y persuasiva que nos apela a TODOS hacia la construcción de un sendero universal de encuentro. Con lo cual, quienes asumimos responsabilidades públicas de representación popular, gozamos de un especial compromiso y del deber -ético e imperativo- de redoblar esfuerzos para generar coyunturas favorables con nuestra Madre Tierra, sin miramientos mezquinos, ni egoísmos sectoriales ni banderías políticas o diferencias ideológicas. Es decir, con la mirada puesta en la viabilidad de un Chaco Sustentable para las generaciones venideras, en prospectiva de un futuro “posible” acompasado de la prudencia que tan trascendental temática amerita, desde la promoción en la conciencia colectiva hasta el accionar respetuoso en el manejo de los Recursos Naturales a perpetuidad. Máxime, en los albores del Siglo XXI que transitamos, tiempos críticos y cruciales por excelencia, cuya proliferación de desastres naturales y la continua degradación de los ecosistemas con o sin la intervención del ser humano, están a la orden del día en el ámbito local, nacional y global.

En tal sentido, se ha expresado el Papa Francisco en su Encíclica: Laudato Si´: Sobre el Cuidado de la Casa Común, a través de la cual se dirige y convoca a “todos los habitantes de este planeta” (§3), hacia “un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta.” (§14). En dicho documento, Su Santidad identifica los apremiantes problemas ecológicos modernos: La contaminación del medio ambiente y el cambio climático (§§20-26); El recurso del agua -factor gravitante de inclusión social- (§§27-31); La pérdida de biodiversidad (§§32-42); Disminución de la calidad de vida humana y la destrucción de la sociedad (§§43-47); y la Desigualdad global (§§48-52 ), entre otros.

En consecuencia, se estima que las medidas introducidas con el presente traerán aparejados efectos optimistas y en sintonía con tales desafíos, pues, contribuirá al mejoramiento y mayor rendimiento de la masa boscosa de nuestra Provincia, a la aceleración de la restauración del equilibrio y salubridad ambiental y a su previsión, conservación y sustentabilidad para las futuras generaciones.

Como corolario, estamos convencidos que la iniciativa resultará un auspicioso avance en términos de protección y defensa de la Ecología y el Ambiente, un paso adelante en la búsqueda perenne de convivencia pacífica y armónica entre el `Desarrollo Productivo, la Preservación de nuestra “Casa Común” y la Calidad de Vida de la Ciudadanía´, en consonancia e interpretación tuitiva con los postulados de los artículos 38, 121 y 124 de la Carta Magna Nacional y los artículos 38, 39, 41 y concordantes de la Constitución Provincial 1957-1994.

Por lo expuesto, solicito a mis pares el acompañamiento para la sanción del presente Proyecto de Ley.-

Versiones
 

 Desarrollado por ECOM CHACO S.A.