Proyecto De Ley  Nro:700/2021
Extracto:QUE ADHIÉRE LA PROVINCIA DEL CHACO A LA LEY N° 26.774 DE CIUDADANÍA ARGENTINA, TENER PRESENTE SU ARTÍCULO 1° Y APLICAR ESTE PLEXO NORMATIVO PARA LAS ELECCIONES DE AUTORIDADES DEL I.D.A.CH. (INSTITUTO DEL ABORIGEN CHAQUEÑO) FIJADO POR LEY 3332-W PARA EL DÍA 18 DE JULIO DEL PRESENTE AÑO.-cccEstado:En Trámite -
Fecha de Presentacion
08/04/21 08:26
Oficina:Comisiones  
  
Autores:Diputado Andrea Anastacia Charole, Diputado Lidia Elida Cuesta, Diputado Maria Elena Vargas,
ultima actualizacion
LA CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DEL CHACO
SANCIONA CON FUERZA DE LEY
Artículo 1º: Adhiérase la Provincia del Chaco a la Ley N° 26.774 De Ciudadanía Argentina, tener presente su artículo 1° y aplicar este plexo normativo para las elecciones de autoridades del I.D.A.CH. (Instituto del Aborigen Chaqueño) fijado por Ley 3332-W para el día 18 de Julio del presente año.
Artículo 2º: La presente ley tiene por objeto establecer la edad de 16 años para adquirir derechos y obligaciones electorales. (Ley 26.774, Art. 1º: Modifícase el artículo 7° de la ley 346, que quedará redactado de la siguiente manera: Artículo 7°: Los argentinos que hubiesen cumplido la edad de dieciséis (16) años, gozan de todos los derechos políticos conforme a la Constitución y a las leyes de la República).
Artículo 3º: Instituir esta edad para todos los actos eleccionarios de los Pueblos Originarios, modificando el artículo 30 inciso b) de la Ley 562 –W –“Ley del Aborigen Chaqueño”.
Artículo 4º: Las listas que se presenten deberán tener un cupo de mujeres en un mínimo del 30 % de los candidatos a los cargos a elegir y en proporciones con posibilidades de resultar electas. No será oficializada ninguna lista que no cumpla estos requisitos. (Ley nacional 24.012 cupo femenino código electoral nacional sustitución del art. 60 del decreto 2135/83 y Decreto Nacional 1246/2000).
Artículo 5º: Deróguese toda norma que se oponga a la presente.
Artículo 6º: Regístrese y Comuníquese al Poder Ejecutivo.
Artículo 7º: De Forma.
FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
La Ley 26.774 fue sancionada el 31 de Octubre de 2012 y promulgada el día 01 de Noviembre de 2012.
Esta ley modifico leyes tales como la 346, 17.671, 19.945, 23.298, 25.432, 26.215 y 26.571.
Entre sus modificaciones más notorias quiero destacar la de la Ley N° 346 en su artículo 7°, en la cual se baja la edad para adquirir derechos y contraer obligaciones electorales, es decir la facultad de poder emitir el voto cumplido los 16 años de edad, la cual antes era la de 18 años.
La democracia es el gobierno de todos y para todos. No se limita a la participación en los procesos electorales, se construye colectiva y cotidianamente en distintas esferas de la vida social. El voto es un modo de participar en ella, de elegir el rumbo y la forma que queremos para nuestro país, nuestra provincia y/o comunas municipales.
Cada uno tiene la responsabilidad y el derecho de votar. Pero es importante saber que este derecho, que tenemos todos y todas, es el fruto de luchas y debates colectivos que se dieron a lo largo de la historia. De esta manera, se obtuvo una ampliación de la base electoral, que es al mismo tiempo la ampliación de la sustentabilidad de la democracia.
El voto es a la vez un acto individual y colectivo en el que se cruzan los derechos y los deberes de los ciudadanos. Cada uno tiene el derecho a elegir y el deber de votar pensando en sus ideales, pero sobre todo en la patria que queremos. En tanto acción política, su ejercicio implica sumarse al desafío de tomar decisiones que impactan directamente en nuestra sociedad. Existen, además, otras formas de participación política que acompañan la construcción y el fortalecimiento de la democracia, como la militancia, la participación en centros barriales o juveniles, las movilizaciones colectivas y diferentes formas de expresión.
Con la Ley que hago hincapié, para que la provincia se adhiera al objeto de la misma los jóvenes tienen hoy una oportunidad histórica. La posibilidad de votar a partir de los 16 años implica profundizar la democracia, principalmente porque es un modo de ampliar la base de participación política. Es decir que más personas podemos elegir a nuestras autoridades a través del voto. Cuantos más ciudadanos ejerzamos nuestros derechos políticos, la sociedad en que vivimos será aún más democrática.
A lo largo de la historia la juventud ha experimentado muchos cambios y, en los últimos años, se han ampliado sus formas de participación. Hoy el Estado celebra y acompaña los espacios políticos generados por los jóvenes, desde el convencimiento de que son capaces y su"cientemente maduros para asumir mayores responsabilidades y tener un ejercicio más pleno de sus derechos políticos. El voto a partir de los 16 años signi"ca que los jóvenes tienen uno de los principales derechos democráticos y que van a poder ejercerlo con compromiso.
El objetivo del trabajo legislativo es trabajar para tener una democracia que habilita la posibilidad de un desarrollo sostenido con inclusión social para que todos y todas tengamos una vida digna.
El ejercicio de la ciudadanía tiene en el sufragio su momento de"nitivo, en el cual el pueblo decide quiénes lo representarán y conducirán los destinos del país, la provincia o como en nuestro caso el futuro inmediato de las autoridades del Directorio del I.D.A.CH. (Instituto del Aborigen Chaqueño).
Sin embargo, la acción ciudadana no puede reducirse al acto eleccionario. Las formas de participación política son variadas e incluyen la militancia barrial, en los sindicatos y partidos políticos, las marchas y movilizaciones, la elaboración de petitorios, entre otras.
Esta nueva ley, a la vez que amplía los derechos democráticos en relación al voto y da cuenta de las transformaciones que se han dado a lo largo del tiempo en la sociedad, también contribuye al desarrollo de los jóvenes como ciudadanos. Por eso, además de permitir que una mayor parte de la población tenga derecho al voto, la ley es una herramienta para que los jóvenes puedan participar en la vida política de la sociedad que forman parte.
Si bien nuestra nación cuenta con más de 200 años de historia, no siempre el pueblo tuvo la posibilidad de elegir a sus representantes. La democracia, en tanto sistema de gobierno que permite elegir a los gobernantes y de"nir las reglas para vivir en sociedad, fue violentada en distintas oportunidades. Entre 1930 y 1983, Argentina sufrió una serie de golpes de estado que interrumpieron y derrocaron los gobiernos democráticos en curso.
La escuela, además de ser obligatoria, también tiene obligaciones. Trabaja para preparar y orientar a los estudiantes en el ejercicio pleno de la ciudadanía, para el mundo del trabajo y para la continuación de estudios, garantizando el derecho a la educación y una formación relevante.
En tanto tiene el compromiso de formar de manera integral a los jóvenes, la escuela incluye entre sus contenidos la formación ciudadana y democrática, la participación, el ejercicio de sus derechos, la educación y la memoria, entre otros. El voto a partir de los 16 años renueva y refuerza este compromiso, otorgando aun mayor importancia a la discusión política en la escuela.
Las instituciones educativas enseñan a participar y acompaña el aprendizaje sobre los asuntos que afectan a los jóvenes, de modo que puedan incidir en sus comunidades.
Así también, la escuela habilita espacios para que los jóvenes participen de forma organizada, tal como los centros de estudiantes o los acuerdos escolares de convivencia. A nivel regional, muchas escuelas y centros de estudiantes participan del Parlamento Juvenil MERCOSUR, que conecta a jóvenes de diferentes países para pensar y debatir cuestiones relacionadas a la educación secundaria.
La participación organizada de los jóvenes dentro de las escuelas es una oportunidad de formación y aprendizaje cultural, social y político en tiempo presente y también para su desempeño en la vida adulta. Todos los jóvenes tienen derecho a elegir y ser elegidos en los órganos de participación escolar y centros de estudiantes.
Una democracia plena está conformada por ciudadanos integrales, que puedan ejercer todos sus derechos civiles, políticos y sociales. Caminar hacia ese horizonte de democracia implica la organización y participación activa de los jóvenes en la escuela, en tanto permite la construcción de vínculos y prácticas democráticas entre los miembros de la comunidad educativa que puedan consolidar una cultura institucional, que habilite espacios de participación y asuma un proyecto de escuela inclusivo, "exible y abierto a la discusión.
El voto en Argentina tiene las siguientes características: ES UNIVERSAL, IGUAL, SECRETO, LIBRE Y OBLIGATORIO.
Universal: Todos los argentinos y argentinas nativos o por opción son titulares del derecho al voto a partir de los 16 años, en tanto que los argentinos naturalizados detentan este derecho desde los 18 años, ambos cumplidos a la fecha de la elección nacional. En algunas provincias los extranjeros con residencia permanente gozan de derechos políticos a nivel local.
Igual: El voto de todas las personas tiene el mismo valor. Este principio se expresa de la siguiente manera: “un elector, un voto”.
Secreto: El voto es emitido en ciertas condiciones que impiden conocer en qué sentido ha votado cada elector y nadie puede ser obligado antes o después del acto electoral a revelar su voto.
Libre: El elector no puede ser forzado de ninguna manera a votar por un candidato.
Obligatorio: Todo elector habilitado está obligado a votar. Cabe destacar que el ejercicio del sufragio es un deber cívico para los electores de 16 y 17 años y para los mayores de 70 años, aunque se encuentran exceptuados de tener que justi"car su inasistencia por la autoridad competente, en caso de no emitir su voto.
La Ley de Ciudadanía Argentina 26.774, pone en manos de nuestros jóvenes una gran herramienta de participación política por la cual ellos pasan a ser sujetos de pleno derecho al acceder a la posibilidad de cumplir con el más sagrado de los deberes cívicos: el de participar por medio del sufragio en las decisiones de la sociedad de la que forman parte.
Nuestra sociedad está viviendo un estado de ampliación permanente de los derechos cívicos y sociales. En este marco, así como en el año 2006 la Ley de Educación Nacional estableció la obligatoriedad de la educación secundaria, la presente ley, con las consecuencias pedagógicas que le son propias, viene a profundizar ese camino de inclusión educativa en el que está comprometido el Estado nacional.
Este proceso no puede considerarse completo si al mismo tiempo no les ofrecemos a los jóvenes todas las herramientas posibles para que ellos se constituyan en ciudadanos activos y conscientes de la vida y el futuro de sus comunidades. Cualquier saber disciplinar será incompleto si, a la par de su dominio, no trabajamos por la formación de ciudadanos re"exivos y autónomos en sus decisiones políticas, dentro y fuera del ámbito escolar.
El Objeto de la Ley 26.774 no implica solamente discutir la “ampliación de derechos democráticos” con relación al voto (la mayor, luego de la ampliación del voto femenino) sino que también es una apuesta para que los jóvenes cuenten con una herramienta de participación política que se pueda traducir en decisiones para la sociedad de la que son parte.
La Ley se fundamenta en la Doctrina de Protección Integral de los Derechos de los Niños y el nuevo paradigma desde el que se percibe a la niñez, la adolescencia y la juventud; en la consolidación de un Estado inclusivo y de protección y promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes que asegura procesos de socialización; en el crecimiento sostenido de la participación y el compromiso político de los jóvenes; en las condiciones evolutivas, intelectuales y de madurez (de los ciudadanos y ciudadanas de 16 años) para formar parte de las decisiones colectivas que les atañen, les afectan y los incluyen.
En un régimen democrático es esencial que exista la posibilidad permanente de que el ciudadano reclame y adquiera nuevos derechos. A su vez, el Estado, al reconocer un derecho, garantiza que toda la sociedad lo respete.
El voto de 16 a 18 años debe entenderse como una elección y no como una imposición, pues no se trata de cargar a estos jóvenes con más obligaciones, sino de abrir una puerta para aquellos que ya sienten el deseo, la necesidad y la vocación a la participación ciudadana, y de motivar a quienes aún no sienten interés en este tipo de participación.
Aunque tener 16 y 17 años no es lo mismo en cualquier contexto histórico o geográ"co, si sos mujer o varón, si tenés hijos o no, la ley especí"ca que es a partir de esta edad que tenés el derecho a elegir a nuestros representantes. Y que tenés el deber de votar. Como toda ley, es obligatoria y hay que cumplirla, aunque no haya que justi"car la inasistencia (como sucede entre los 18 y los 70 años).
De acuerdo con la ley, los jóvenes de 16 y 17 años deben votar a representantes a nivel nacional. Nuestro sistema de gobierno federal indica que cada distrito/provincia debe aprobar por su cuenta la ampliación del voto para que se puedan votar funcionarios provinciales y locales.
Si bien la Ley 26.774 en su artículo 1° establece la edad de 16 años para votar, estos jóvenes de 16 años deben votar a representantes a nivel nacional. Para elegir a los gobernantes y representantes, los jóvenes deben votar al menos dos veces: en las elecciones primarias y en las nacionales. Yo exijo, como diputada elegida por el pueblo de la provincia del Chaco y como representante de los Pueblos Originarios, que para las elecciones del IDACH, establecidas por Ley 3332-W para el día 18 de Julio del presente año para elegir a las autoridades que van a integrar el Directorio del Instituto, el Poder Ejecutivo apruebe el presente proyecto y la Provincia se adhiera a la Ley 26.774, de esta manera nuestros jóvenes indígenas puedan acceder al derecho a votar cumplida la edad de 16 años.
Por todo lo expuesto Sr. presidente, es que solicito el acompañamiento de todos nuestros Legisladores en la presente iniciativa legislativa, los cuales componen esta Honorable Cámara de Diputados.
Versiones
 
Todos los Pases del Tramite
Pases a Comision
Antecedentes
Tipos de antecedentes
Sesiones Donde fue el Tramite

 Desarrollado por ECOM CHACO S.A.